Presentación Aldea Doña Rama

Vamos a hablar un poco de su historia, no como una lección para aprender, sino como retazos de memoria vividos o escuchados de nuestros mayores.

Hemos intentado esclarecer la procedencia del nombre de Doña Rama, pero no hay nada claro, tal vez que quizás estas tierras pertenecieran en su día a un tal Don Ramón y de ahí su nombre.   Cuentan también que en un principio el núcleo de población se encontraba más al Oeste, en unos terrenos que hoy se conocen con el nombre de Santa Inés, y que luego se trasladó al actual núcleo, en el cual se conservan todavía las primeras casas que están al final de la ahora llamada calle Velázquez.

Hubo un tiempo en el que la aldea fue prospera y que habitaban en ella, según cuentan, alrededor de mil vecinos.

Por esta época había en la aldea molinos de aceite (almazaras) de los cuales hay estos todavía, fábrica de harina en “los Patillos” donde se encuentran sus ruinas, panadería, osada, carnicería, tiendas de ultramarinos, tiendas de telas, carpinterías, fragua, herrería, apatería, fábrica de gaseosas, bodegas.

Detrás del cementerio nuevo se encuentran restos de vasijas de barro y dos piedras rectangulares con hendiduras las cuales serian la base de alguna prensa para elaborar vino, pues según cuentan los mayores, allí había “lagares” donde se elaboraba y se conservaba el vino.

Hoy aunque las condiciones de vida son mucho mejores, los vecinos que ahora habitan en la aldea son casi todos de la tercera edad y el censo no alcanza a los 100 vecinos.

 

Este año 2015, las fiestas locales de Doña Rama se celebrarán el día 7, 8 y 9 de agosto.