Ruta por Sierra Palacio

Nombre de la ruta

Sierra Palacios

Mejor época para realizarla

Primavera y otoño

Tipo de ruta

Circular

Tiempo empleado en el recorrido

Aproximadamente 4 horas.

Grado de dificultad

Media

Puntos de interés

  • El dolmen "Casas de D. Pedro"
  • Cueva "Fosforita"
  • La vieja estación "Cabeza de vaca"

Ruta

El recorrido empieza al final del barrio de la mina (calle Córdoba) donde tomaremos a mano derecha una calle llamada Salida a la Vega, un bonito paseo que nos conducirá directamente hasta SIERRA PALACIOS. 
Caminaremos aproximadamente 60 minutos hasta llegar a la vía de tren que cruzaremos. Iniciaremos un breve acenso dejando la cantera a nuestra izquierda.
Subiremos un pequeño repecho y nos encontraremos con la entrada de la Cueva “LA FOSFORITA”, comúnmente denominada así por el alto contenido en fósforo de la roca que la forma.
La entrada a la cueva es de fácil acceso, se recomienda que siempre vaya algún monitor o guía por motivos de seguridad. Una vez vista la cueva, descenderemos y cogeremos el camino que veremos en frente tras pasar la vía. Éste, nos llevara hasta un cruce, donde giraremos hacia la izquierda y continuaremos todo recto. A la largo del paseo, llegaremos al yacimiento del dolmen de las Casas de Don Pedro.
Para terminar nuestro recorrido, cogeremos de nuevo el camino que nos ha llevado hasta el Dólmen , pero cuando lleguemos al cruce no nos desviaremos, es decir, seguiremos recto. A lo lejos podemos apreciar el castillo. Se trata de un paisaje precioso que merece la pena fotografiar. Cruzaremos un pequeño río y pasaremos por debajo del puente de la vía férrea (antigua estación). Entraremos en Belmez por la parte trasera de la plaza de toros.

Flora y fauna

Otras de las maravillas que tiene esta sierra es la cantidad de vegetación. Podemos encontrar diferente variedad de plantas y arboledas. Entre ellas tenemos tormillo, romero, jara pringosa, estepa blanca, aulaga, lentisco, encinas, alcornoque y quejigo.

Romero

Es un arbusto verde todo el año, con ramas de color parduzco, que suele medir de 0,5 a 1,5 m, de altura, aunque a veces puede alcanzar los 2 metros. Tiene muchísimas hojas, muy densas, estrechas y casi cilíndricas, de un color verde lustroso por el haz y blancas, por su cara inferior.Las flores nacen en cortos ramilletes axilares y son de color azul-claro, rosa o blanquecinas; el cáliz es de
color verde o algo rojizo, acampanado, dividido en dos labios de los cuales el superior es entero o con tres dientecitos diminutos y el inferior está profundamente hendido en dos dientes triangulares. El fruto, encerrado en el fondo del cáliz, está formado por 4 pequeñas nuececitas de color parduzco.

Florece casi todo el año

Estepa Blanca

La estepa o jara blanca es una mata o arbusto erguido, muy ramoso, de color blanco-grisáceo, que alcanza un metro y medio o poco más de altura. Tiene las hojas afieltradas, con el borde entero y recorridas, densamente cubiertas por abundantes pelos estrellados; nacen enfrentadas, abrazando al tallo en la base. Las flores son grandes y vistosas, largamente pediceladas, solitarias o en cimas en la terminación de las ramillas. Las flores son grandes y vistosas, largamente pediceladas, solitarias o en cimas en la terminación de las ramillas; sus pétalos son de color entre rosa y púrpura. El fruto es una cápsula sedosa, que se abre en 5 valvas, con numerosas semillas subtetraédricas. 

Florece de abril a junio

Adelfa

La adelfa es un arbusto verde todo el año que puede alcanzar hasta unos 4 m. de altura, aunque habitualmente mide de 2 a 3 m.; su tronco tiene la corteza lisa, de color pardo-ceniciento, y las ramillas son verdosas o teñidas de pardo o rojizo. Las hojas son opuestas , gruesas y coriáceas; su contorno es largamente lanceolado, tienen el margen entero y un color verde intenso. Las flores nacen formando ramilletes, en la terminación de las ramas, son grandes con color rosa, rojizo, o más raramente blanco. El fruto se abre por medio de unas hendiduras laterales liberando numerosas semillas cubiertas con abundantes pelos. La adelfa es un planta tóxica de fuerte sabor amargo.

Florece durante todo el verano a partir de junio

Después de visitar los dólmenes retomamos el camino que, paralelo al río, nos conduce a "La Vega", punto final de nuestro recorrido. Cuando caminamos por la orilla del cauce fluvial, levantan el vuelo esbeltas garzas reales para posarse en los grandes eucaliptos, que, a su vez, le sirven de dormideros compartidos con garcetas y garcillas bueyeras. Entre las cañas y eneas cría la focha común, que se alimenta de renacuajos y, en los brazos muertos que rodean el cauce, tienen lugar las puestas de los galápagos leprosos. Ligado a este medio acuático, también podemos encontrar al martín pescador, luciendo un vistoso plumaje en el que predominan los tonos verdosos, azulados y anaranjados

Garcilla bueyera

Es una de las pequeñas garzas, unos 50 cm. De cuello grueso y formas compactas. El plumaje es aparentemente blanco, pero de cerca muestra largos mechones de color ocráceo en el pecho, en la cabeza y el dorso, especialmente en época de cría. Tiene un fuerte pico amarillento en forma de lanza, con la base roja cuando cría; patas oscuras, más rojas cuando cría. Vuela a baja altura, en grupos  poco compactos. La podemos encontrar en campos, entre el ganado, en zonas húmedas y es cada vez más frecuente en los basureros. Anida en colonias, con especies afines, en carrizales, árboles y arbustos a menudo cerca del agua. Se alimentan básicamente de invertebrados.

Garceta común

Garza de tamaño mediano, con el pico en forma de espada y las patas largas, ambas de color negro. El plumaje es típicamente blanco, el adulto reproductor lleva un penacho colgante muy característico. Su vuelo se diferencia del de la garza real porque vuela con el cuello encogido y las patas estiradas, destacando sus pies de color amarillo intenso. Prefiere zonas de aguas someras y tranquilas. Se alimenta cerca de la vegetación de la orilla, donde captura a sus posibles presas: peces, cangrejos de río y pequeños invertebrados. Anida en colonias, a menudo con otras garzas en árboles o arbustos. 

Enlace: Ruta por Sierra Palacios en PDF